viernes, 14 de enero de 2022


 

El juez del Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Raymundo Mejía, tiene a su cargo conocer hoy una audiencia para decidir si otorga la prórroga de cuatro meses solicitada por el Ministerio Público para ampliar la investigación del caso de corrupción denominado Operación Coral.

Hace una semana este juez cumplió 41 años. Según su declaración jurada este nació el 6 de enero de 1981, en La Romana. Estudió derecho y luego entró a la Escuela Nacional de la Judicatura, en donde se formó para ser defensor público.

De acuerdo con sus antecedentes laborales del magistrado, llegó a trabajar como fue juez de paz. Tiene master en Derecho Penal, Constitucional y Judicial. Actualmente juez de instrucción, y profesor titular de la cátedra de Derecho Penal de la UASD.

El magistrado fungió como juez de la Segunda Sala Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en donde tomó decisiones importantes en casos de corrupción y narcotráfico.

En agosto del año pasado, este juez declaró inadmisible un recurso de amparo interpuesto por Maxi Montilla, hermano de la exprimera dama Cándida Montilla, que buscaba levantar el embargo de sus cuentas bancarias.

Estas cuentas fueron embargadas por el Ministerio Público, luego de que este fuera incluido en una investigación por supuestos actos de corrupción para obtener contratos fraudulentos con las Empresas Dominicana de Electricidad (EDE) y la empresa de Trasmisión Eléctrica Dominicana (ETED).

Asimismo, en octubre del año pasado, este juez declaró inadmisible una acción de amparo del diputado Héctor Darío Féliz Féliz, implicado en el caso  de narcotráfico y lavado de activos judicializado luego de la llamada Operación Falcón. Con esa acción el legislador procuraba la devolución de bienes que le fueron embargados a raíz de la investigación.

También ha emitido sentencia por difamación e injuria en contra de polémicos “comunicadores” y abogados.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE