viernes, 14 de enero de 2022


 

La superficie dedicada al cultivo bajo techo o ambiente controlado (invernadero) en República Dominicana aumentó 107 % en diez años, siendo las provincias La Vega y San José de Ocoa punteras en esa materia.

En términos generales, se pasó de una superficie de 4,425,880 metros cuadrados en el año 2010 a 9,163,484 metros cuadrados en el año 2020, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Cuando se mira el mapa de producción/superficie dedicada a la actividad, La Vega (fundamentalmente Constanza y un poco Jarabacoa) concentra el 36 % de toda el área, mientras, San José de Ocoa tiene cerca del 35 %. Hace varios años esta última provincia concentraba más o menos el 40 %; la baja observada se debe a que otros puntos del país han crecido en el cultivo controlado.

De San José de Ocoa –cuando las condiciones son óptimas- salen más de 50 camiones diariamente llenos de vegetales, de comunidades como Rancho Arriba, La Orma, El Pinar y Rancho Arriba. De manera global, en la provincia hay 3,200,700 metros cuadrados de estructura. Allí se cosechan principalmente, ají morrón y tomates variados. Pero también se extraen otros rubros.
De acuerdo con testimonios recogidos entre algunos de los propietarios, entre el 60 y el 70 % de la producción bajo techo se destina para exportación principalmente a Estados Unidos y se exploran nuevos nichos de mercado, entre ellos las pequeñas islas.

 

CREDITOS AL CARIBE