sábado, 15 de enero de 2022


 

Los cuatro juicios de esta semana en Cuba a un total de 66 personas -entre ellas 14 menores- en relación a las protestas antigubernamentales del 11 de julio quedaron vistos para sentencia, informaron a Efe activistas y familiares.

A los tres procesos avanzados anteriormente, los de Holguín, Santa Clara y La Habana, los activistas han añadido un cuarto juicio en Mayabeque del que previamente no tenían constancia.

El Gobierno cubano no difunde generalmente información sobre los procesos penales vinculados al 11 de julio y la prensa oficial tampoco reporta sobre estos juicios, que no son públicos.

La fiscalía había pedido para alguno de los acusados hasta 30 años de cárcel por presuntos delitos de sedición, según documentos a los que ha tenido acceso Efe. Los activistas aseguran por su parte que todos los encausados participaron de forma no violenta en las protestas del 11 de julio o solamente compartieron vídeos de estos hechos en las redes sociales.

El mayor de los procesos tuvo lugar en Holguín, donde se juzgó hasta este viernes en una causa común a 21 personas, con solicitudes de hasta 30 años para cuatro de ellos por presuntos delitos de sedición.

El tribunal dictará sentencia el próximo 11 de febrero, según difundieron a través de Facebook familiares de los encausados.

En este juicio estaban procesados al menos cuatro jóvenes de 17 años para los que la fiscalía solicitaba inicialmente 15 años de cárcel por sendos delitos de sedición y para los que al final pidió entre 5 y 7 años de cárcel.

En Mayabeque, donde se juzgó a nueve personas, se mantuvo la petición de 25 años de cárcel contra Maikel Puig Bergolla, al que se le imputan media docena de presuntos delitos, incluida la tentativa de asesinato. Su defensa pidió la absolución.