viernes, 14 de enero de 2022


 

A pesar de la ola de covid-19 que arropa al país, el Colegio Médico Dominicano (CMD) afirmó ayer que el Gobierno tiene una postura indiferente para controlar la situación.

En rueda de prensa, el presidente de la agrupación sanitaria, Senén Caba, dijo que el accionar del Estado favorece la dinámica financiera, pero afecta a los centros de salud porque estos están al punto del colapso.

Según datos del gremio, la ocupación hospitalaria en el hospital infantil doctor Robert Reid Cabral se encuentra en un 98 por ciento, con 28 niños hospitalizados con la enfermedad infectocontagiosa.

Mientras que en el Marcelino Vélez Santana, el 76 por ciento de los internamientos corresponde a mujeres embarazadas.
Sin embargo, a la entidad no solo le preocupa la tendencia ascendente de la ocupación de camas para prestar atenciones médicas a los afectados con el virus, también les inquieta la cantidad de servidores sanitarios que han resultado contagiados con la patología.

De acuerdo a Senén Caba, la situación en estos momentos es de carácter de emergencia, ya que al menos 800 médicos están contaminados con la afección viral, además de cientos de enfermeras y laboratoristas.

“Aquí estamos como si nada estuviera aconteciendo, los vehículos de transporte colectivo abarrotados, los estadios, las plazas, en fin (…), cual es la señal que están mandando, que nos contagiemos todos”, enfatizó.

 

CREDITOS AL CARIBE