martes, 28 de diciembre de 2021


 Dos empleados de Naciones Unidas están detenidos y en régimen de incomunicación desde principios de noviembre en Yemen, informaron este martes los máximos responsables de las agencias de la ONU afectadas, que pidieron a los rebeldes hutíes la inmediata liberación de sus colaboradores.

Sin revelar sus nombres, la ONU indicó que uno de los empleados trabajaba en la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, el otro en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y ambos fueron detenidos en Saná, la capital nacional, bajo control de los rebeldes.

"Naciones Unidas no ha recibido información sobre las bases legales que justifican la detención, ni la situación actual de los detenidos", pese a que los hutíes habían prometido que serían liberados de inmediato", señaló la nota oficial.

La directora general de UNESCO, Audrey Azoulay, y la alta comisionada de Derechos Humanos Michelle Bachelet recordaron a los hutíes en el comunicado que el derecho internacional dota a los funcionarios de Naciones Unidas de cierta inmunidad y tratamiento especial ante la ley. 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE