martes, 7 de diciembre de 2021


 

El adolescente de 16 años que rescató a una niña que cayó en una alcantarilla en el Mirador Sur, del Distrito Nacional, Denis Manuel Batista, declaró a Diario Libre que decidió rescatar a la niña en un abrir y cerrar de ojos y se puso en los pies de la madre angustiada.

“Yo me quité las chancletas, le di para abajo sin pensarlo dos veces. Imagínate tú. Yo tengo hermanos pequeños también y es fuerte perder hermanos pequeños o una hija. A mí me dolía el cuerpo, la cintura, estoy lleno de pelados, todavía tengo cosas que me duelen, pero eso uno no lo piensa”, contó Batista.

Manifestó que cuando llegó al fondo de la cloaca encontró a la pequeña de cabeza y llena de basura.

Al narrar los hechos que siguieron al accidente en que la niña cayó por una alcantarilla destapada cuando caminaba junto a su madre, el adolescente sostuvo que al percatarse de la situación se quitó las chancletas y se lanzó a rescatarla sin pensarlo dos veces. Mientras iba bajando por la alcantarilla estuvo a punto de resbalarse y caer de golpe hasta el fondo, por lo cual debió ir agarrándose de las piedras.

“Cuando me tiré voy bajando, voy bajando, y cuando estoy llegando y ya estoy cerca de ella, encuentro a la niña con los dos pies para arriba. Entonces llegué al punto y la agarré por la cintura”, indicó.

Dijo que lo primero que hizo fue sacarla de la basura, limpiarla y percatarse de que no tuviera algún tipo de lesión.

“La voy subiendo suave y al ir subiéndola la volteo, entonces ella me abre los ojos y se puso a gritar y me abrazó”, dijo Batista, quien trabaja como repartidor en uno de los colmados, ubicado cerca del lugar del hecho.

Indicó que mientras esto ocurría dentro de la alcantarilla, desde arriba varios vecinos que se aglomeraron para ayudar con el rescate le lanzaron una soga.

“Luego me fueron bajando la soga, me quise quitar el poloché para amarrarla, pero ella no quería que yo la soltara, porque estaba oscuro y estaba asustada. Logré amarrarla con el poloché y la soga, mientras yo iba subiendo por la piedra y empujándola también con el hombro y la cabeza”, manifestó.

Narró que al llegar a la superficie la niña fue sacada por los vecinos y luego lo subieron tomándolo de los brazos.

Dijo que al salir vio a la madre de la niña que lloraba y ésta se acercó a agradecerle por el rescate, así como otras personas que le han felicitado por el gesto.

Batista manifestó que sufrió varios golpes cuando bajaba al fondo de la alcantarilla, por lo que aún tiene dolor en los brazos y la cintura. Han sido muchas las felicitaciones recibidas e incluso el padre de la menor fue llorando al colmado donde trabaja para agradecerle por el rescate.
 
CREDITOS A DIARIO LIBRE