jueves, 9 de diciembre de 2021


 

Los incidentes planteados por los abogados del general Julio de los Santos Viola no lograron impedir que la magistrada Kenya Romero iniciara ayer el conocimiento de la medida de coerción a los altos oficiales de los cuerpos castrenses implicados en la red de corrupción desmontada en la Operación Coral 5G.

El abogado Julio Cury, representante del general De los Santos Viola, solicitó a la magistrada inhibirse del proceso hasta que la Corte de Apelación decidiera una querella penal que depositaron en contra de ella. Sin embargo, la jueza rechazó la inhibición y ordenó continuar con la audiencia, momento que aprovechó la defensa para recusar por segunda vez a la juzgadora.

Esta acción generó la oposición de los abogados de los demás imputados en el proceso, quienes solicitaron que le conozcan la medida de coerción aparte al general De los Santos Viola, como una salida para que su proceso pudiera avanzar.

La magistrada acogió esta solicitud y ordenó separar la coerción del general De los Santos Viola y continuó con la coerción contra los restantes imputados del expediente Coral 5G.

Los abogados defensores que se opusieron a la recusación argumentaron que sus clientes tienen derecho a que su proceso se conozca en un plazo razonable.

Se recuerda que el martes pasado la Corte de Apelación había ratificado a Kenya Romero para el caso Coral 5G, luego de que fuera recusada en una primera ocasión por el mismo general que consideraba la jueza estaba contaminada, debido a que fue la que emitió las ordenes de arresto y allanamientos de este caso.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE