miércoles, 22 de diciembre de 2021

 


A partir de febrero del próximo año, enfrenta los plazos para diseñar cuatro procesos electorales

El 2022 coloca a la Junta Central Electoral (JCE) exactamente en la mitad del camino para el montaje de las elecciones municipales, congresuales y presidenciales del 2024, por lo que a partir de febrero del próximo año empiezan los plazos en conteo regresivo.

Esa realidad implica que el órgano electoral tendrá que empezar a tomar decisiones, pero su principal reto es encabezar la demanda para que se aprueben las modificaciones a las leyes de Partidos Políticos y del Régimen Electoral.

Para la organización de las primarias de los partidos, la JCE tiene un año y 7 meses a partir de febrero próximo. En cuanto a las votaciones municipales quedarían dos años y 28 meses para las presidenciales y congresuales del tercer domingo de mayo del 2024.

Ante el avance del tiempo, este año la JCE debería empezar a dar los datos del padrón electoral que en el pasado proceso superó los 7 millones 520 mil votantes incluidos los del exterior.

Adicionalmente, la JCE tiene el desafío de concluir con éxito el proceso de integración de las 158 juntas municipales que inició este año. La primera etapa concluye al final de enero del 2022.

De ese proceso queda pendiente que la JCE inicie la integración de las Oficinas de Coordinación de Logística Electoral del Exterior (Ocle). Como parte de ese plan, el órgano ha diseñado un programa de formación para los integrantes de los juntas municipales que se desarrollará a través de la Escuela Nacional de Formación Electoral.

La composición de las juntas electorales siempre es un tema que genera conflictos entre los partidos políticos y representa una prueba de fuego para la credibilidad del órgano y los resultados de las elecciones.

Además, el órgano tendrá que presentar el cronograma de las elecciones y empezar a definir el sistema de cómputos que usará para la votación, conteo y transmisión de los resultados.

Históricamente, el calendario electoral la JCE lo elabora dos años antes de los comicios, pero habría que ver si la modificación de las leyes 33/18 y la 15/19 no impactan en la agenda de trabajo del órgano comicial como ocurrió en las elecciones del 2020.

Por ejemplo, la JCE en su propuesta de modificación a la ley de Partidos Políticos sugiere que la organización de las primarias para escoger los candidatos a cargos de elección popular no sea responsabilidad del órgano, sino de cada partido. En caso de que esa sugerencia sea acogida, la JCE se quitaría esa responsabilidad, pero de lo contrario solo cuenta con poco más de un año para organizar las primarias partidarias.

El pleno de la JCE ratificó en sus cargos a los directores de los departamentos sensibles para el montaje de los comicios como son los casos de la Dirección de Elecciones, que encabeza Mario Núñez; Informática, Johnny Marcelo Rivera Báez; a Luis Mariano Matos, como titular de la Dirección Nacional del Registro Electoral y Américo Rodríguez, director de Cedulación.

Con relación a la modificación a las leyes electorales, el Consejo Económico y Social (CES) convocó una reunión a los integrantes del Diálogo Nacional para el 11 de enero a las 10:00 de la mañana en la sede del órgano.

 

CREDITOS AL CARIBE