lunes, 20 de diciembre de 2021


  Un crucero de Royal Caribbean regresó al puerto de Miami con más de 40 pasajeros y tripulantes con COVID-19, de los cuales un 98 % estaban vacunados plenamente, informó la compañía a varios medios locales.

Las 44 personas que dieron positivo a las pruebas de COVID-19 realizadas a bordo eran asintomáticas o tenían síntomas leves de la enfermedad y fueron puestas en cuarentena y atendidas durante el viaje, según la compañía.

El Symphony of the Seas zarpó de Miami el 11 de diciembre con 6,091 pasajeros, de los cuales un 95 % tenía la pauta de vacunación completa, para un viaje de una semana.

Royal Caribbean recordó que exige a sus tripulaciones estar vacunadas al completo y además someterse a pruebas semanalmente, mientras que, para embarcar, los pasajeros mayores de 12 años deben estar también vacunados totalmente y presentar un test negativo.

Según la compañía, los viajes previstos en adelante para el Symphony of the Seas no se van a ver afectados por lo ocurrido.

En una declaración al diario USA Today, una portavoz de Royal Caribbean, Lyan Sierra-Caro, dijo también que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) detectaron un caso de la variante ómicron de COVID-19 en un pasajero que viajó en ese barco a comienzos de diciembre.

Los CDC pidieron que se notificara ese hecho a todos los que tenían reservas para viajar en el Symphony of the Seas y así se hizo.

Según la web de los CDC, las navieras que operan en EE.UU. les notificaron 1.359 casos de covid-19, uno de ellos mortal, entre el 26 de junio y el 21 de octubre, en cumplimiento de la llamada Ordenanza de Condiciones para la Navegación (CSO).

Los CDC subrayaron que ha habido varios casos de pasajeros con síntomas que no lo comunican a las compañías de cruceros durante el embarque o rehusaron hacerlo estando en el barco.

En octubre pasado, los CDC ampliaron hasta el próximo 15 de enero las condiciones para viajar en cruceros establecidas durante la pandemia de COVID-19 desde puertos del país, que vencían el pasado 1 de noviembre.

Los cruceros son uno de los sectores más afectados por la pandemia en EE.UU. Ante la cantidad de contagios registrados a bordo de esos barcos, durante más de un año no pudieron navegar desde puertos del país, lo que ocasionó a las navieras pérdidas millonarias. 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE