martes, 28 de diciembre de 2021


 

La variante ómicron seguía sembrando el caos en el transporte aéreo en todo el mundo con miles de vuelos anulados desde el fin de semana navideño, y continuaba marcando récords en el número de contagios, los últimos, en países como Dinamarca, Grecia o Islandia.

Pero aunque esta variante tan contagiosa identificada en Sudáfrica en noviembre constituye "un motivo de preocupación", "no debería ser motivo de pánico", aseguró el presidente estadounidense Joe Biden este lunes.

En el fin de semana navideño, unas 8,300 conexiones aéreas internacionales y domésticas fueron anuladas, y decenas de miles de vuelos habían tenido retrasos.

El tráfico aéreo también seguía sufriendo perturbaciones a principios de semana con, de momento, 2,500 vuelos anulados el lunes y 800 el martes, según datos actualizados de la página web de vigilancia aérea FlightAware.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE