viernes, 12 de noviembre de 2021


 

El doctor Clemente Terrero, médico infectólogo, admitió que a raíz de la pandemia por el COVID-19 hubo madres que interrumpieron la irregularidad del esquema de vacunación de sus hijos pero ya se están poniendo al día.

“Hubo problemas en la vacunación, todo el mundo lo sabe. Fruto de la misma situación que vivimos y la necesidad de que todos tuviéramos que ir a la casa, poca circulación y los mismos servicios se vieron afectados. Todo el mundo se enfocó en la pandemia y es muy natural que estas cosas pasaron a un segundo plano”, comentó el también director del hospital infantil Robert Reid Cabral.

“Ya hemos reactivado mucho, todavía probablemente haya que reactivarse más”, añadió.

Al preguntársele sobre si es necesaria una campaña para las vacunas esenciales en la primera infancia, que incluyen tuberculosis, rotavirus, polio, neumococo, sarampión, rubéola, paperas y la quíntuple protección de la vacuna pentavalente contra difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B e influenza B, afirmó que no es necesaria una campaña porque “ya tenemos la estructura nacional, lo que hay que hacer es rehabilitarla”.

Favorece Sinovac para niños

“Estamos completamente de acuerdo, defendemos esa vacunación. Es una necesidad”, enfatizó el doctor Terrero al ser cuestionado sobre el consenso que aprobó la inoculación contra el COVID-19 en niños de 5 a 11 años.

Sobre su preferencia a empezar a vacunar desde ahora con Sinovac, que es la que actualmente está en el país o esperar hasta marzo 2022 a que lleguen las vacunas Pfizer con la dosis readecuada apta para un infante, el médico dijo que favorece a Sinovac porque “la dosis que se usa en adultos se usa en niños” y “además es una vacuna compuesta por virus inactivados que no producen efectos secundarios de importancia”.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE