sábado, 13 de noviembre de 2021


 

Autoridades deportaron hacia Haití a haitianas embarazadas en los últimos días; aplican el cerco fronterizo

República Dominicana pidió a la Asamblea General de la OEA que se brinde “apoyo inmediato” a Haití, aunque admitió que las soluciones para el vecino país deben provenir de los mismos haitianos.

Durante su intervención en la 51 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el canciller de República Dominicana, Roberto Álvarez, advirtió que la situación en Haití “ha llegado a un punto dramático” por las pandillas y el nivel de violencia e inseguridad.

Álvarez puntualizó que “no habrá solución dominicana a la crisis haitiana” y lamentó que “la vida cotidiana” de los ciudadanos en ese país se ha convertido “en una pesadilla”.

Al llamado de República Dominicana se unió Costa Rica, durante la misma Asamblea.

“El tema de Haití es de suma importancia para Costa Rica”, puntualizó el representante costarricense, Rodolfo Solano, quien pidió a la OEA que se “atiendan las urgentes necesidades” del país caribeño.

Haití se encuentra en horas bajas tras el magnicidio de su presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, además de un desabastecimiento de gasolina que ha provocado largas filas, aglomeraciones y la suspensión de algunas actividades, como el cese de las emisiones de Radio Télévision Caraïbe, la principal estación del país.

 

CREDITOS AL CARIBE