jueves, 4 de noviembre de 2021


 

Pese a estar en prisión, la pastora Rossy Guzmán Sánchez no descuida sus negocios de cobros compulsivos y este jueves fue trasladada a la Corte de Apelación del Distrito Nacional en busca de que un cliente le pague un millón de pesos.

Guzmán recurrió ante la Corte la sentencia de un tribunal que, en agosto pasado, absolvió a la ciudadana Yessica Madera, a quien la pastora había sometido por supuestamente entregarle un cheque sin fondos.

La audiencia privada fue conocida en la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional y el caso fue dejado en estado de fallo.

Rossy Guzmán cumple prisión preventiva en Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Mujeres, imputada en el caso de corrupción desarticulado mediante la Operación Coral.

El grupo es acusado de incurrir en asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE