jueves, 11 de noviembre de 2021


 

El obispo de la Diócesis San Pedro de Macorís-Hato Mayor, Santiago Rodríguez, favoreció las acciones del gobierno de Luis Abinader ante la crisis que sacude a la vecina nación de Haití y dijo que la soberanía no se negocia con nada al igual que el derecho familiar.

Entiende que el papel del Gobierno dominicano ante la situación del vecino país de Haití, es precisamente el que ha estado ejerciendo, en primer lugar. Alertando a las Naciones Unidas de la grave situación que vive la nación haitiana.

"Las acciones llevadas a cabo por el Gobierno previendo situaciones lamentables que puedan darse en la frontera y por ende en todo el territorio nacional es lo correcto". Indicó el prelado católico.

Considera que de darse una situación difícil en la frontera, esto conlleva una repercusión en todo el país, ya que nos afecta a todos, a grandes y pequeños, a iglesias y a instituciones de todas clases.

El líder religioso cree que no es tiempo prudente para seguirle dando larga y que las cosas se vayan arreglando en el camino, ya que es todo lo contrario porque esta situación de Haití en vez de irse arreglando en el tiempo. Se va empeorando.

"Por tal razón tenemos que apoyar y seguir fortaleciendo nuestras estructuras sobre todo en lo que concierne a la soberanía, porque verdaderamente esta situación es difícil". Afirmó el Obispo.

 

CREDITOS AL CARIBE