viernes, 26 de noviembre de 2021

 


Cuando la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) dice que los miembros del entramado de corrupción del caso Operación Coral 5G “utilizaron bienes incautados como propios”, se refieren al general Julio Camilo De los Santos Viola, a quien las autoridades atribuyen por lo menos seis apartamentos y un solar que le fueron asignados desde la Oficina de Administración y Custodia de Bienes Incautados y Decomisados (Ocabid), en Santiago, sin los soportes correspondientes.

“Convirtieron recursos obtenidos de las actividades ilícitas en bienes a los que trataron de darles apariencia lícita. Transfirieron bienes a nombre de terceros, que no tienen perfil económico para adquirir las propiedades que figuran a su nombre a sabiendas de que son producto de los delitos precedentes como estafa contra el Estado, coalición de funcionarios, desfalco, entre otros”, dice el expediente.

En el interrogatio que hizo la Pepca a Vladimir de los Santos de la Rosa, este testificó, según el expediente que el anterior Director de (Ocabid) Laureno Guerrero, autorizó las asignaciones de apartamentos en el Residencial Doña Elena en Santiago y de manera directa le fueron asignados seis apartamentos al general De los Santos Viola, además de un solar de 3,000 metros.3

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE