viernes, 26 de noviembre de 2021


 

En la República Dominicana al igual que la mayoría de las naciones, la seguridad de los mandatarios es muy estricta: decenas de hombres armados y entrenados para eliminar cualquier amenaza.

En el caso de Luis Abinader el número de agentes y equipos a su alrededor han sido engrosados en los últimos días, lo que coincide con los eventos de la inseguridad en Haití y y las detenciones de oficiales de alto rango acusados de corrupción, que antes pertenecían al Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep).

Aparte de los agentes de (Cusep), a los cordones en las rutas del presidente se han añadido miembros de la Policía, de tránsito y de la Comisión Militar y Policial. En los encuentros también se han sumado miembros del ejército equipados con instrumentos para búsqueda de explosivos. 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE