jueves, 25 de noviembre de 2021


 

Descendientes de las hermanas Mirabal, asesinadas brutalmente el 25 de noviembre de 1960 junto a su acompañante Rufino de la Cruz durante la dictadura de Trujillo, se comprometieron este jueves a seguir trabajando para construir un país más justo, inclusivo, de respeto e igualdad en derechos, sin ningún tipo de violencia, como lo soñaban las Mariposas.

Manolo y Minou Tavárez Mirabal, hijos de los líderes de la resistencia Manolo Tavárez Justo y Minerva Mirabal, destacaron que sus parientes murieron luchando para convertir esos sueños en realidad.

Minou Tavárez aseguró que aún falta mucho por recorrer en la República Dominicana para hacer efectivo que las leyes existentes garanticen la vida y la integridad de las mujeres.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE