lunes, 15 de noviembre de 2021


 

La explosión del domingo en un taxi ante un hospital de Liverpool en la que murió un hombre fue provocada por una bomba casera y las autoridades tratan el incidente como un ataque terrorista, según dijo el lunes la policía británica, aunque el motivo aún no estaba claro.

La detonación ante el Hospital de Mujeres de Liverpool se debió a “la ignición de un dispositivo explosivo” que un pasajero había llevado al vehículo, indicó Russ Jackson, responsable de la Policía Antiterrorista en el noroeste de Inglaterra.

El pasajero del taxi murió en la explosión y el conductor resultó herido en el incendio posterior.