sábado, 13 de noviembre de 2021


 

El cuerpo diplomático que labora en la Embajada de la República Dominicana en el distrito haitiano de Puerto Príncipe continúa sus trabajos a pesar de la crisis de inseguridad que se vive en ese país y la escasez de combustible, sobre todo de gasolina.

La misión no ha tenido hasta el momento ningún contratiempo con respecto a su seguridad, informaron fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores dominicano, las cuales destacaron que no hay reportes de que diplomáticos, de ningún país, sean objetivos de ataques.

En las inmediaciones de los hoteles El Rancho y Oasis, por donde se ubica la embajada dominicana en Pétion-Ville, permanecen de manera fija patrullas policiales.

El desabastecimiento de combustible en el país no ha afectado las operaciones en la Embajada, pero sí en el consulado, que también opera en Puerto Príncipe, el cual se vio obligado a cerrar sus puertas la semana pasada.

La explicación que ofreció la administración del consulado, que volvió a operar el pasado lunes 8 de noviembre, es que cerraron ante la escasez de combustible, la cual afecta el funcionamiento de instituciones, bancos, hospitales y negocios, paralizando gran parte del país.

Esta situación es provocada por las pandillas que controlan los accesos del depósito de combustible. Ante esto, los haitianos, sobre todo quienes participan en el comercio en el mercado binacional, se ven obligados a cruzar hacia la República Dominicana a conseguir gasolina en las estaciones, resguardadas por militares dominicanos por si surgen inconvenientes durante el despacho.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE