martes, 5 de octubre de 2021


La República Dominicana encabezó este martes su primera sesión tras asumir la Presidencia del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Se trató de una sesión extraordinaria virtual presidida por el embajador dominicano Josué Fiallo, y que se realizó a solicitud de la Misión Observadora Permanente de España.

Durante el encuentro se conmemoró el Encuentro de dos Mundos, que marca la llegada de los europeos con Cristóbal Colón a lo que ahora se conoce como América, el 12 de octubre de 1492.

Fiallo destacó que se trató de un momento “crucial” en la historia, que tuvo como resultado una “compleja” interacción, sobre todo para los pueblos originarios.

El representante dominicano pidió reflexionar sobre el pasado común y que, a pesar de las diferencias, el respeto mutuo y la cooperación internacional “son los cimientos” de un futuro próspero para todos.

Por otro lado, Carmen Montón, embajadora de España ante la OEA, dijo que el propósito del día es celebrar y fortalecer las “sólidas e históricas” relaciones entre los países de América con España.

“Un día para compartir de manera colectiva, desde el afecto y el respeto, el análisis y la revisión conjunta, la reivindicación y la propuesta, la crítica y el agradecimiento, el recuerdo y la apuesta de futuro”, expresó Montón, quien dijo que los países de América pueden contar con la cooperación de España.

La observadora permanente de España dijo: “Hoy es un día en el que el protagonismo recae en los lazos que unen al continente americano y a España, en el sentimiento de pertenencia de los unos con los otros”.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, expresó que el 12 de octubre de 1492 se inició un proceso histórico con virtudes y defectos. “No dudamos un ápice en señalar que fueron muchos los episodios dolorosos y sangrientos que surgieron de la conquista y la colonización”, reflexionó Almagro.

Ronald Sanders, embajador de Antigua y Barbuda ante la OEA, criticó la realización del encuentro para conmemorar el Encuentro de dos Mundos, a la vez que reconoció el rol de España en asuntos globales, especialmente, por su apoyo a la OEA.

Consideró que el día debería ser lamentado, y no celebrado debido a que se “reabren heridas innecesarias”. El embajador Sanders indicó que la llegada de Colón significó genocidio y esclavitud, y la destrucción de una civilización con su cultura.

Al igual que Sanders, Héctor Arce, de Bolivia, también consideró que no se trató de un encuentro entre dos mundos, sino uno en el cual se impuso una subordinación y mecanismos de explotación y dominio.

“Hay heridas aún no cerradas, hay heridas que aún se mantienen, y el paso de los años y la cooperación entre los países ayudan muchísimo en sobrellevar estos hechos”, agregó. Arce informó que Bolivia no celebra desde hace año este día.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE