martes, 12 de octubre de 2021


 

Fuera de servicio o no, por confusión o motivos personales, las ejecuciones de ciudadanos a manos de agentes policiales no se detienen.

Las tres últimas muertes ocurridas en menos de diez días “por error” de la Policía Nacional, refresca en la memoria lo violento e inexperto que es el organismo llamado a velar por la seguridad de los ciudadanos.

Justo en el momento en el que se procura la transformación de la Policía Nacional, cuyos frutos no se evidenciarán sino dentro de al menos 10 años (dicen los expertos), la sociedad sufre con impotencia la muerte de jóvenes valiosos, homicidios que no se justifican ni tratándose del más peligroso delincuente. Este es el recuento de los 15 casos más sonoros del 2020 y lo que va de este 2021.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE