lunes, 11 de octubre de 2021


 

Más de 130 países han forjado un acuerdo para aplicar cambios radicales a la forma en que son gravadas las ganancias corporativas de las grandes transnacionales. El objetivo: prevenir que las multinacionales coloquen sus ganancias en países donde los impuestos corporativos con muy bajos o inexistentes, mejor conocidos como paraísos fiscales.

El acuerdo fue conseguido el viernes entre 136 países luego de negociaciones supervisadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, (OCDE). Actualizaría un siglo de reglas fiscales internacionales para responder a los cambios traídos por la globalización y la digitalización.

El punto más importante: un impuesto global mínimo de 15%, una iniciativa clave promovida por el presidente estadounidense Joe Biden y la secretaria del Tesoro Janet Yellen.

Yellen dijo que el impuesto mínimo pondrá fin a décadas de una “carrera hacia el fondo” en la que las tasas de impuestos corporativos han caído a medida en que los paraísos fiscales buscaban atraer a corporaciones que busquen sacar provecho de las tasas bajas a pesar de que hacen pocos negocios en esas localidades.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE