martes, 12 de octubre de 2021

 


Mientras que en República Dominicana más de un millón de personas ya cuenta con una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19, no fue hasta este lunes cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó la necesidad de aplicar una dosis de refuerzo, pero solo para los que se inocularon con Sinovac o Sinopharm, ambas vacunas chinas.

El organismo realizó la recomendación debido los bajos niveles de eficacia que registra el fármaco frente al COVID-19.

De acuerdo al portal VacunateRD, hasta el 10 de octubre, 1,017,795 personas habían recibido la dosis de refuerzo en el país. República Dominicana fue el primer país de Latinoamérica en iniciar la aplicación de una tercera dosis para enfrentar no solo la baja eficacia de la vacuna china, sino para hacerle frente a las variantes del virus.

En el país la tercera dosis se aplica tanto para aquellos que se inocularon con Sinovac, como para aquellos que lo hicieron con Pfizer o AstraZeneca, siempre con una dosis diferente a las dos primeras vacunas.

“Todas las evidencias indican que se necesita una tercera dosis de estas mismas vacunas o de sus homólogas”, indicó en conferencia de prensa el experto mexicano Alejandro Cravioto, presidente del Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS (SAGE), refiriéndose a los sueros chinos.

Cravioto indicó que estas terceras dosis deberían primero administrarse a personas mayores de 60 años, grupo de edad que ha mostrado mayores problemas de respuesta al coronavirus tras vacunarse con Sinovac o Sinopharm.

Aunque la OSM recomienda utilizar una tercera dosis de la misma Sinovac o Sinopharm, los países que desde hace un tiempo iniciaron la aplicación del refuerzo lo hicieron con una vacuna de una farmacéutica diferente. El organismo también está de acuerdo usar un fármaco homologo.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE