sábado, 16 de octubre de 2021


 

Aunque las proyecciones de cara a los comicios regionales y locales del 21 de noviembre en Venezuela son desfavorables para la oposición, el evento electoral puede significar, según analistas, una puerta para renovar liderazgos, validar algunos actuales o terminar de debilitarlos.

Pero los expertos sostienen que, al mismo tiempo, son preocupantes -especialmente para la ciudadanía que desea un cambio político- las divisiones en el bloque opositor, ya que juegan en contra de la búsqueda del objetivo de darse oxigeno y enfrentarse al oficialismo que, aun con sus peleas internas, se muestra unido cara al público, para participar en procesos electorales.

Según indicó a Efe el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, la oposición venezolana, específicamente quienes hasta ahora están al frente de los liderazgos más representativos agrupados en la denominada plataforma unitaria, están buscando “la oportunidad de validar nuevos líderes (...) nuevos o viejos”.

Destacó que este es el objetivo de la oposición, a pesar de las “condiciones desventajosas” que van más allá de las garantías que ofrece el Consejo Nacional Electoral (CNE), que fue renovado este año.

La oposición se enfrenta -aseguró León- a un Gobierno que controla medios, dinero, y apresa o inhabilita a políticos, entre otros elementos.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE