lunes, 4 de octubre de 2021


 

En los últimos tres años y ocho meses, las arcas de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) habrían recibido más de 1,600 millones de pesos, un dinero que deja muchas interrogantes sobre el destino que ha seguido y que despierta ansias de respuestas entre quienes lo aportan: los profesores.

El gremio que agrupa a los maestros de la educación preuniversitaria dominicana está a apenas días de realizar elecciones de la nueva directiva nacional y entre algunos de los aspirantes se escuchan frases comunes que denotan descontento entre los asociados.

“Falta de transparencia”, “privilegios de los que están arriba”, “abandono de la lucha del maestro” e “intromisión política”, son algunas de las consignas y demandas de la contienda.

Pero a la letanía de inconformidades se suma también la queja por una afiliación al gremio que se torna obligatoria para toda persona que es nombrada como profesor, a quien, de manera automática y si consulta previa, se le empieza a descontar una cuota vía nómina.

“No estoy de acuerdo con que nos descuenten un dinero que ni sabemos qué hacen con él, sin hacer consulta de si yo quiero o no. Si me consultaran, yo diría que, como es un gremio, diría que fuera un 50 % de lo que pagamos y que ese dinero vaya a ser administrado de forma transparente y justa”, comenta Yaquelin Canela, quien dice llevar 22 años como profesora.

En ese tiempo, afirma, nunca ha recibido nada por sus aportes. Tampoco ha recibido un informe de cuánto dinero se reúne ni cómo lo han gastado.

La ADP, una organización sindical formada en abril de 1970, establece en sus estatutos una cuota sindical “equivalente al 1% de la tarjeta de mayor salario bruto del maestro que se descontará por vía administrativa de la nómina del Ministerio de Educación”.

Dicho descuento a los 110,000 miembros que, según la presidente de la ADP y aspirante a repetir en el cargo, Xiomara Guante, tienen activos en la actualidad, le proporciona al gremio una transferencia mensual superior a los RD$40 millones.

Un reporte del Ministerio de Educación al que Diario Libre tuvo acceso, muestra una tendencia ascendente en los montos que son transferidos mensualmente a la ADP vía nómina docente. Para enero de 2018, el monto transferido fue de RD$32,021,694, pero para agosto de este 2021 ya era de RD$41,086,928.

Como lo establecen los estatutos, y lo afirma Guante, el 9 % de los recursos debe ir al fondo de reservas que, a su vez, se divide en un 7 % para la reserva general y 2 % para fondo del Congreso Nacional.

Del restante, el 40% va al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), un 50 % a los Comités Municipales y Zonales y 10 % para un fondo de formación sindical.

Al explicar los gastos, Xiomara Guante sostiene que entre una directiva y otra se debe realizar un congreso con dirigentes de todo el país y que eso tiene un gasto que se cubre con el 2 %. Mientras la reserva general se guarda por si viene un problema grave”.

Un reporte de inversiones que compartió la gremialista muestra que entre 2016 y 2021 se han acumulado RD$296 millones en certificados financieros por concepto de reservas. También hay otros RD$494 millones de los recursos que maneja el CEN, aunque en su mayoría van a gastos administrativos.

Solo el salario de los 21 miembros del CEN que, según Guante, reciben cada uno RD$125,000 al mes, entre salario base, viáticos y otras remuneraciones, conlleva unos RD$2.6 millones.

Aunque no ofrecieron un reporte financiero actualizado, un informe del trimestre julio-septiembre de 2019, muestra que de RD$95.4 millones que ingresaron en ese periodo a la ADP, RD$66.8 millones se fueron en gastos generales y administrativos, incluidos RD$30 millones de cuotas a las seccionales, RD$10.4 millones en gastos de lucha reivindicativa, RD$6.3 millones en contribuciones y donaciones a los afiliados y RD$5.7 millones en programas de formación sindical.

CREDITOS A DIARIO LIBRE