viernes, 1 de octubre de 2021


 

Un residente en el ensanche Naco, en el Distrito Nacional, provincia Santo Domingo, denunció que un negocio instalado en la parte baja de donde vive no lo deja dormir, pese a las constante reportes que hace a las autoridades competentes.

Moisés Abkarián, reside en la calle Alberto Larancuent número 15, explicó en la parte baja donde vive han instalado un negocio de bebidas alcohólicas que perturba la tranquilidad de los vecinos, principalmente de él.

Informó que tiene 52 años viviendo en el edificio que es propiedad de su familia, pero que perdió el primer nivel y quién compró le ha hecho la vida difícil. Indicó que casi todas las noches un grupo de jóvenes se reúne en el lugar hasta la madrugada tomando, hablando y con música que no le permite conciliar el sueño.

Manifestó que ha hablado con los propietarios, pero no le hacen caso, además de llamar con mucha frecuencia a la Policía Nacional y al 911, pero cuando van las unidades dicen que en el lugar no hay nada fuera de ley.

Dijo que es un hombre de 76 años, enfermo, que necesita tranquilidad para dormir, pero que no la tiene por la bulla que hacen en el lugar. Además de los ruidos hay una situación antihigiénica, debido a los escombros que lanzan por doquier.

“Han hecho un bar clandestino y ese bar lo usan todos los días y cuando les da las gana, a veces a la 1:00 de la mañana, no se puede dormir, ese es mi caso, pero hay otros similares en Naco que ha crecido de manera exorbitante e ilegal”, relató.

Abkarián sostuvo que como ciudadanos se siente impotente porque no lo dejan dormir y no hay instancia del Estado que defienda su derecho.

Diario Libre contactó al propietario del inmueble, pero informó que no es el responsable de las acusaciones que hace el denunciante.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE