viernes, 1 de octubre de 2021


 

Claritza Andreina Mosquea Eduardo, detenida el jueves por sus supuestos vínculos con la presunta red dedicada al tráfico internacional de drogas y lavado de activos desmantelada en la Operación Falcón, acudía frecuentemente al Palacio de Justicia de Santiago, pese a que en el expediente el Ministerio Público se le cita como prófuga de la justicia.

Mosquea Eduardo era vista por los pasillos contiguos a la sala de audiencia del Tribunal de Atención Permanente, donde conocen las medidas de coerción a varios de sus parientes, también implicados en la organización.

La detenida usualmente se presentaba al mediodía con platos que se presume eran de comida.

Esteban Pérez, abogado de la joven, aseguró que su cliente siempre ha estado a disposición de la justicia.

El jurista dijo esperar que el órgano acusador no presente solicitud de medida de coerción contra la Mosquea Eduardo, de quien dijo que “solo es una empleada en una de las empresas de su hermano”.

Claritza Andreina Mosquea Eduardo es hermana del prófugo Erick Randhiel Mosquea Polanco, considerado como el cabecilla de la red, así como de Juan Carlos Mosquea Eduardo, también vinculado a la organización.

La investigada fue detenida el jueves durante un allanamiento en su residencia de Santiago.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE