sábado, 2 de octubre de 2021


 

La República Dominicana tiene la capacidad de impulsar las actividades que forman parte de la economía naranja o creativa (creación de software y videojuegos, el arte, la música y diseño, entre otras), pero la falta de leyes, y de que los sectores público y privado pongan su atención sobre estas, limitan su desarrollo.

Así coincidieron Arlette Palacios y Ángel Rosario, coproductores del Foro Caribe Naranja, evento que se desarrollará en el país el próximo 14 de octubre, quienes explicaron que con la actividad se busca comenzar a visibilizar a los actores y a las instituciones que trabajan en el sector.

Citaron la Encuesta Nacional de Consumo Cultural, realizada por el Banco Central en 2014, en la cual se indica que la economía naranja aportaba el 1.5 % del producto interno bruto (PIB) del país, y estiman que al 2021 esa cifra es superior.

“Por percepción uno entiende que ese número debe ser mayor, incluso, a partir de la ley de Cine, que se aprobó en 2011, solo con esta actividad, la economía, a nivel cultural y creativo, ha crecido enormemente”, puntualizó Rosario
 
CREDITOS A DIARIO LIBRE