martes, 12 de octubre de 2021


 


Los niños de dos escuelas de Petare, la barriada mas grande de Venezuela, asistían a clases con una cubeta de agua ante las constantes fallas del servicio en el sector, pero con la captación y tratamiento del recurso hídrico proveniente de las lluvias, promovido por el proyecto social Lata de Agua, el líquido sale nuevamente por los grifos.

La iniciativa es desarrollada por los arquitectos Ana Babic y Laurencio Sánchez desde su empresa Arqbiental, en alianza con la fundación Rayo de Luz, con la que pudieron instalar su prueba piloto en estas dos escuelas y un ambulatorio.

Esta idea fue elegida entre más de 300 propuestas en la convocatoria de Proyectos Innovadores de la Sociedad Civil y Coaliciones de Actores (PISCCA) organizado por la Embajada de Francia en Venezuela.

“Estamos promoviendo este modelo de captación como una solución complementaria al abastecimiento de agua, sobre todo de cara al futuro cercano, que va a haber una marcada ausencia de agua, no por gestión, sino porque el recurso va a disminuir en cantidad y en calidad de manera importante”, indicó Sánchez a Efe.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE