viernes, 8 de octubre de 2021

 


La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) se ha unido al Gobierno dominicano para declarar la guerra a los principales achaques que afectan su progreso, como la corrupción, narcotráfico, reforma policial, cuya entidad ha sido objeto de críticas luego de la muerte de la arquitecta Leslie Rosado a manos de uno de sus agentes.

Ayer, Samatha Power, administradora de la Usaid, visitó al presidente Luis Abinader en el Palacio Nacional, donde encabezaron el Segundo Diálogo de Alto Nivel de Reformas Institucionales, con el objetivo de afianzar la cooperación de ambos países y el reforzamiento de la democracia.

En la asamblea, en la que participaron servidores públicos de ambos países, se abordaron los temas de la reforma policial, el decomiso civil de bienes ilícitos a través de la Ley de Extinción de Dominio, la reforma de entidades supervisoras del Estado, trata de personas y nuevas reformas en el futuro.

Abinader reiteró su compromiso de impulsar una República libre de todos estos problemas y en cuyas tareas recibirá el apoyo directo de EE. UU.

“Mi compromiso con la República Dominicana es el de legar a las futuras generaciones un país mucho más seguro, económicamente estable y con un crecimiento consolidado, (...), una nación libre de delincuencia, en la que nuestros compatriotas, y todos los que nos visitan, sientan que la República Dominicana es un país que les cuida, les protege y les alienta a seguir adelante”, manifestó Abinader en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional.

No hay lugar al crimen

De su lado, Samantha Power expresó que “la justicia es crítica y es necesaria, y los EE.UU. está comprometido en asociarse con el Gobierno de la República Dominicana para mostrar que el crimen no paga”.

“Y dejar claro una vez más el compromiso de direccionar el crimen y la corrupción no importa a dónde dirija la investigación, incluso cuando miembros del Congreso estén implicados”, dijo Power.

La funcionaria, que llegó ayer al país, anunció que el gobierno de los EE.UU. a través de la Usaid, ha dispuesto de 7.9 millones de dólares, en nueva asistencia desde el último diálogo bilateral de alto nivel, en el mes de abril.

Con ese financiamiento apoyará la reforma de las entidades de supervisión del Estado, la implementación de la Estrategia Nacional de Seguridad Ciudadana, la reforma de las compras y contrataciones públicas y la reforma del sector energético.

“Adicionalmente, el gobierno de los EE.UU. apoyará el proceso de acreditación de la Policía Nacional y otras transformaciones institucionales claves a través de una nueva subvención regional de 1.45 millones de dólares”, dijo Power.

En el diálogo participaron miembros de la Embajada de EE.UU. así como el canciller Roberto Álvarez, el director de la Policía, Edward Sánchez González; Jesús Vásquez, ministro de Interior y Policía; Milagros Ortíz Bosch, directora de Ética, y otros servidores.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE