lunes, 11 de octubre de 2021


 

Desde su último cambio, introducido por la Ley 24-97 sobre Violencia Intrafamiliar, las iniciativas para modificar de manera integral el Código Penal dominicano han sucedido una tras otra sin que se lograra su propósito. Entre los temas controvertidos en los proyectos presentados hay uno que no solo es una constante, sino que ha generado los mayores debates públicos en torno a la pieza legislativa: las tres causales del aborto.

Estas tres eximentes de la interrupción voluntaria de un embarazo, penalizado bajo cualquier circunstancia en el texto vigente del Código Penal, son cuando represente un riesgo para la vida de la mujer, sea fruto de una violación o incesto y cuando existan malformaciones fetales incom- patibles con la vida.

La discusión sobre las causales del aborto fue una de las razones, entre otras como el de las sanciones a la violencia doméstica, por la que en 2006 el entonces presidente Leonel Fernández observó el proyecto de Código Penal aprobado por el Congreso Nacional. En ese momento, la Constitución de la República Dominicana no establecía la no inviolabilidad de la vida desde la concepción, criterio que fue introducido en la modificación constitucional de 2010.

En 2014 y 2016, el entonces mandatario Danilo Medina observó y devolvió al Congreso nuevamente el proyecto de Código Penal aprobado por los legisladores. Contrario a 2006, Medina hizo la observación en ambos casos a los artículos específicos que trataban el aborto.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE