lunes, 11 de octubre de 2021


 

La embajadora dominicana en los Estados Unidos, Sonia Guzmán y el viceministro para Asuntos Económicos y Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), Hugo Rivera, sostuvieron una reunión con la representante comercial de Estados Unidos, embajadora Katherine Tai, en la cual manifestaron preocupación por el impacto de la eliminación de aranceles sobre las importaciones de arroz originario de Estados Unidos proyectado para el 2025 en el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los EE. UU. (DR-CAFTA).

El tema fue analizado durante una reunión entre funcionarios dominicanos y de los EE. UU., en la cual también se intercambiaron ideas sobre el fortalecimiento del DR-CAFTA como fuente de mayores empleos en el país y la cooperación para un crecimiento económico inclusivo, en particular mediante la facilitación del comercio y el fomento de capacidades.

En el encuentro participaron además el representante comercial adjunto de los Estados Unidos, Jayme White; el representante comercial adjunto para el Hemisferio Occidental, Daniel Watson; la representante comercial adjunta para Asuntos Agrícolas, Julie Callahan y la directora senior para Centroamérica y República Dominicana, Andrea Malito.

Mientras que la delegación dominicana también estuvo integrada por el director de Negociaciones Comerciales de la Cancillería, Manuel Díaz Franjul; la ministra consejera, jefa de misión adjunta, Alejandra Hernández y el consejero encargado de Asuntos Económicos y Comerciales de la embajada, Leonel Mateo Hernández.

En dicho encuentro la delegación dominicana advirtió que la eliminación de aranceles a las importaciones de arroz originario de Estados Unidos provocaría la desaparición de la producción del cereal en la República Dominicana, lo que generaría pobreza, desempleo y otras graves consecuencias económicas y sociales para nuestro país. Este tipo de colapso de un sector económico importante no tiene precedentes y podría causar estragos en el desarrollo económico y en los flujos migratorios desde zonas rurales y hacia el extranjero.

Destacó el aumento de la productividad y eficiencia en el sector, lo que ha generado una disminución progresiva del precio del alimento en el mercado local, de 60 centavos a 43 centavos la libra entre 2009 y 2020. Sin embargo, el desmantelamiento arancelario permitiría importaciones masivas de arroz subsidiado desde Estados Unidos, con un precio de venta por debajo de su costo real de producción, exponiendo a los productores dominicanos a una competencia desleal gracias a distorsiones creadas por los subsidios agrícolas incluidos en la Ley Agrícola de Estados Unidos.

En el primer año de su gobierno, el Presidente Luis Abinader ha declarado varias veces como una prioridad la defensa de los sectores agrícolas y en particular frente al peligro que representa para el sector arrocero este desmonte arancelario.

Durante la reunión la delegación de los Estados Unidos prometió analizar con detenimiento los planteamientos de los dominicanos, con miras al plazo establecido para la desgravación y en apego a los mecanismos de ajuste permitidos por el Tratado de Libre Comercio.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE