jueves, 16 de septiembre de 2021


 

La variante delta del COVID-19, que ya circula en República Dominicana, es casi dos veces más contagiosa que otras anteriores, según han establecido los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos.

Un documento oficial publicado en el portal de los CDC indica que algunos datos sugieren que la variante delta podría causar una enfermedad más grave que las cepas anteriores en personas no vacunadas.

“Según los datos obtenidos en dos estudios diferentes en Canadá y Escocia, la probabilidad de hospitalización de los pacientes infectados por la variante delta fue más alta que la de los pacientes infectados por la variante alfa o las cepas originales del virus que causa el COVID-19. No obstante, la gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes causadas por el COVID-19 se producen en personas no vacunadas”, sostienen.

Este jueves, el Ministerio de Salud Pública informó que en República Dominicana circula la variante delta, la cual es considerada de preocupación por la Organización Mundial De la Salud (OMS).

La variante fue identificada en las muestras enviadas al laboratorio Fiocruz en Brasil. Cuatro de los casos delta se trata de personas que no estaban vacunadas.

Los CDC aseguran que las personas que no están vacunadas siguen siendo el grupo de mayor preocupación.

“El riesgo de transmisión más alto se da entre personas no vacunadas que tienen una probabilidad mucho más alta de infectarse, y por consiguiente, de transmitir el virus. Las personas totalmente vacunadas se infectan por el COVID-19 (lo que se conoce como infección en vacunados) con menor frecuencia que las personas no vacunadas Las personas infectadas por la variante delta, incluidas las que están totalmente vacunadas con infecciones sintomáticas, pueden transmitirla a otras personas”, explicaron.

Debido a esto, los CDC recomiendan a las personas continuar utilizando mascarillas, incluso las personas vacunadas, para reducir la transmisión de la variante delta.

“Por el momento, y mientras aumentamos el nivel de vacunación en el país, debemos seguir adoptando todas las medidas de prevención disponibles, incluido el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados, para detener la transmisión y frenar la pandemia. Siempre que sea posible, todas las personas —incluidas aquellas totalmente vacunadas— deben usar mascarillas en lugares públicos cerrados en áreas de transmisión sustancial o alta”, explica el documento.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE