jueves, 2 de septiembre de 2021


 

Al menos ocho muertes se reportaron en la región de la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey, castigadas por las incesantes lluvias de los restos del huracán Ida. El estado de Nueva York declaró el estado de emergencia el jueves por la mañana, mientras la tormenta sobrevolaba Nueva Inglaterra y amenazaba con más tornados.

La policía en la Ciudad de Nueva York reportó siete muertos, incluido un hombre de 50 años, una mujer de 48 y un niño de dos que se encontraron inconscientes en una vivienda. Su muerte se certificó en el lugar, según la policía. En Nueva Jersey se confirmó una muerte.

El agua cubrió el FDR Drive de Nueva York, una importante arteria en el lado oriental de Manhattan, y la avenida Bronx River Parkway el miércoles por la tarde. Algunas vías y estaciones de metro y se inundaron tanto que la Autoridad Metropolitana de Transportes suspendió todos los servicios. Videos difundidos en internet mostraban a pasajeros del metro en vagones anegados.

Otros videos mostraban vehículos con el agua llegaba hasta las ventanillas en importantes carreteras de la ciudad y alrededores, y basura flotando por las calles.

“Esta noche estamos sufriendo un fenómeno meteorológico histórico, con lluvias récord en toda la ciudad, con inundaciones brutales y condiciones peligrosas en nuestras carreteras”, dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, cuando declaró el estado de emergencia en la ciudad el miércoles por la noche.

La gobernadora, Kathy Hochul, declaró el estado de emergencia en el estado de Nueva York.

Los bomberos rescataron a un hombre de un auto atrapado en el agua en la ciudad de Nueva York. Imágenes grabadas por la televisora local WABC-TV mostraban cómo los bomberos cargaban al hombre hasta tierra seca. La camioneta del hombre era uno de varios vehículos atrapados en el agua en la Bronx River Parkway.

La ciudad prohibió hasta las 5 de la mañana del jueves, hora local, los desplazamientos para todos los vehículos que no fueran de emergencias, y emitió una advertencia desaconsejando los desplazamientos cuando expiró la prohibición.

El Servicio Nacional Meteorológico registró el miércoles por la noche 3,15 pulgadas (8 centímetros) de lluvia en una hora en el Central Park de Nueva York, muy por encima de los 4,93 centímetros (1,94 pulgadas) que cayeron en una hora durante la tormenta tropical Henri la noche del 21 de agosto, y que en su momento se creía era la cifra más alta jamás documentada en el parque.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE