martes, 28 de septiembre de 2021


 

La apertura comercial de Chile y la gran cantidad de acuerdos de comercio vigentes, han sido un motor de desarrollo relevante para el crecimiento del sector silvoagropecuario, a través de la facilitación de comercio, y mejoras de acceso a mercados y promoción, convirtiéndolo en un pilar para el desarrollo económico del país.

El sector silvoagropecuario ha tenido un importante crecimiento en las últimas décadas, reportando un incremento promedio de 2.6 % en los últimos cuatro años, llegando a representar el año 2019, el 2.8% del PIB nacional (Odepa, 2021).

Liz Rivas de Ginebra, representante comercial de la Oficina Comercial de Chile en República Dominicana, informó que el país suramericano ha experimentado un desarrollo relevante que produce en diferentes sectores, conectando proveedores para el sector silvoagropecuario con República Dominicana y el Caribe.

En este sentido dijo que el sector frutícola tiene la mayor participación, representando el 33 % del PIB Silvoagropecuario, seguido de los cultivos anuales y hortalizas, con 22 %, y ganadería y forestal, con 19 % cada uno. Las actividades de apoyo al agro alcanzaron el 7 % (Odepa, 2019). Sin embargo, al considerar el PIB ampliado, es decir, incluyendo el subsector manufacturero agropecuario (frutas, vinos y carnes), toda la cadena de valor alcanzó al 14,5% del PIB para el año 2015.

Rivas destaca que el valor de las exportaciones del sector de EPAA, estimado en función de las empresas registradas en la base de datos, alcanzó los 699 millones de dólares en el año 2020, siendo el sector semillas el más importante con el 50 % de los envíos. Este sector es el de mayor consolidación, pues Chile se ha posicionado como un excelente multiplicador de semillas de contra estación, siendo los principales mercados de destino Estados Unidos, y países europeos.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE