martes, 7 de septiembre de 2021


 

Las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 pudieran estar acercándose para al menos algunos estadounidenses, pero el gobierno de Joe Biden ya está bajando las expectativas, lo que ilustra cuándo tiene que determinarse aún científicamente.

El plan inicial era ofrecer los refuerzos de Pfizer o Moderna a partir del 20 de septiembre bajo autorización de los reguladores federales. Pero el gobierno admite ahora que las dosis de refuerzo de Moderna probablemente no estarán listas para entonces, dado que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) necesita más evidencia para decidir. Además, Moderna quiere que el refuerzo tenga la mitad de la dosis de las inyecciones originales.

Respecto al refuerzo de Pfizer, quién necesita realmente otra dosis inmediata no es tampoco una decisión simple. Lo que se recomendará al final para una persona de 80 años vacunada en diciembre pudiera ser diferente que para una de 35 años inmunizada en la primavera, que casi seguramente conseguiría un refuerzo más fuerte si espera más por una inyección adicional.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE