jueves, 16 de septiembre de 2021


 

El mercado de Villas Agrícolas, en el Distrito Nacional, tiene nueve años terminado, pero no ha sido inaugurado ni abierto y su infraestructura se deteriora con el paso del tiempo a pesar de que el Estado hizo una inversión de 16 millones de dólares.

Esta obra que cuenta con 57 puestos para vendedores, es uno de los mercados más modernos, cuenta con una fábrica para hielo, plantas eléctricas modernas para el tiempo que fue construido y locales amplios de acero inoxidable.

Fue una obra construida por el Ministerio de Agricultura durante el último gobierno del expresidente Leonel Fernández y el alcalde de entonces era Roberto Salcedo. Era parte de la red de Mercados Dominicanos de Abasto Agropecuario (Mercadom).

Terminó la gestión de Roberto Salcedo, la de David Collado y todavía no es inaugurado ni puesto en servicio y lo que es su área de parqueo, es un arrabal de camiones, carretas que en condiciones antihigiénica comercializan productos agropecuarios.

Parte de los cristales del mercado están rotos con golpes de objetivos contundentes, algunas de las puertas han sido arrancadas y en su interior, la suciedad impera. Desde afuera se aprecia un buen equipamiento, cubículos amplios en ambos niveles y espacios adecuados para la operatividad de un mercado.

Agua estancada es parte de la imagen de su entrada y el tiempo ha destruido parte del letrero que identificaba el establecimiento. Lo que es el parqueo es utilizado para parquear camiones mayoristas de plátano, guineos y otros rubros y apenas hay espacios para caminar.

El lugar es caótico, antihigiénico, inseguro por la combinación de vehículos, la cantidad de personas en un espacio reducido. Los vendedores que estaban en la avenida Paseo Reyes Católicos fueron llevados al lugar de manera provisional a fin de descongestionar esa vía, pero los han dejado en el lugar de manera permanente.

La alcaldesa Carolina Mejía ha mostrado interés en poner en funcionamiento el mercado. Desde la pasada administración se alega que el establecimiento no ha sido entregado formalmente a la Alcaldía, sin embargo, se informó que se gestiona acondicionarlo.

“La solución del mercado hay que trabajarlo, estamos explorando y trabajando junto al Gobierno central esa solución concreta, no se va a abrir hasta que se tenga una visión integral de la solución con el mercado nuevo”, explicó la Alcaldía.

“Desde que la alcaldesa Carolina asumió se ha interesado por ese mercado y el problema se va a resolver”, dijo Francisco Reyes, presidente del Bloque de Organizaciones Comunitarias y Sociales Ozama e Isabela (Blocozai).

Para nosotros es de gran preocupación que con esa gran inversión que se hizo ese mercado esté cerrado, dijo el dirigente comunitario, que deploró que al momento de hacer la obra no se pensó en los mercaderes.

Indicó que desde la gestión del exalcalde Roberto Salcedo han estado luchando por la apertura de ese mercado, pero no se ha logrado.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE