martes, 28 de septiembre de 2021


 

“Nos estamos muriendo lentamente, aquí nos han condenado a muerte por hambre”, dice en un audio un hombre que se identificó como uno de los 18 exmilitares colombianos detenidos en Haití por su supuesta participación en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Por favor, necesitamos su ayuda. Somos 18 colombianos de bien, engañados y prisioneros en esta cárcel, los necesitamos por favor, ayúdennos”, agrega.

La persona asegura que los detenidos se encuentran “en medio de ratas y excremento humano”. “Esto es un campo de concentración. Por favor, ayúdennos, es una súplica que les hacemos, un auxilio humanitario”, implora.

El mandatario colombiano, Iván Duque, ha manifestado a periodistas que la mayoría de los exmilitares fueron engañados para viajar a Haití y cumplir una presunta misión de protección y que solamente un grupo pequeño conocía el verdadero objetivo del plan.

“Nos han sido violados nuestros derechos, llevamos dos meses y medio detenidos, no tenemos defensa ni abogado; nos tienen completamente aislados, no quieren que nos defendamos, quieren inculparnos injustamente y absolver a los verdaderos culpables de la muerte del presidente”, concluye el hombre en un audio publicado el pasado 15 de este mes por la revista Semana de Colombia y presentado este martes por la periodista Consuelo Despradel.

Las autoridades colombianas también han señalado que los exmilitares colombianos, altamente capacitados, fueron contratados por al menos cinco empresas de seguridad, una de ellas CTU Security, que ahora es investigada.

A principios de septiembre, los 18 exmilitares describieron las presuntas torturas en una carta enviada a las autoridades de su país y a la que tuvo acceso The Associated Press a través de uno de los familiares, quien pidió reserva de su identidad por cuestiones de seguridad. No dio detalles de cómo recibieron la carta escrita a mano.

Moïse fue asesinado el 7 de julio por un comando armado en su vivienda de Puerto Príncipe.

El pasado sábado, el primer ministro haitiano, Ariel Henry, solicitó ante la 76 sesión ordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) la ayuda de la organización en la investigación del asesinato del también político y empresario.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE