miércoles, 22 de septiembre de 2021


 

Debido a la efectiva ejecución de un amniodrenaje un bebé nació en perfecto estado de salud a sus 38 semanas, con un peso de 6 libras y 4 onzas.

La intervención realizada, en el hospital Materno Dra. Evangelina Rodríguez, por un grupo de especialistas gineco-obstetra trata de una punción a través del útero guiado por sonografía para sacar líquido amniótico, que busca brindar la oportunidad a la criatura de nacer en mejores condiciones.

Este procedimiento estuvo a cargo de la Unidad de Medicina Materno-Fetal del servicio de obstetricia, liderado por el doctor Agustín Díaz, ginecólogo obstetra, especialista en medicina materno-fetal, acompañado por el doctor José Olea, jefe de obstetricia, de este este hospital, dicho proceso se llevó a cabo con el fin de evitar una labor de parto temprana, un nacimiento prematuro, y mejorar la dificultad respiratoria de la madre.

El doctor Díaz, explicó que esta gestante presentaba la patología de polihidramnios severo, la cual pudo ser causada por alteraciones genéticas, anatómicas, y diversos trastornos fetales.

Por tal motivo se examinó a la paciente y se descartó alguna de estas variaciones, y sin problemas anatómicos visibles en el feto, se procedió a manejar retirándole unos 600 cc de líquido amniótico a la usuaria, vía un técnica mínimamente invasiva donde se le prolongó el embarazo hasta el término, dando como resultado del alumbramiento de la bebé sin complicación alguna.

 

CREDITO A DIARIO LIBRE