lunes, 20 de septiembre de 2021


 

Dos líderes de un grupo afiliado a la red terrorista Al Qaeda murieron hoy por el bombardeo de un dron no identificado contra el vehículo en el que viajaban en la provincia de Idlib, el último bastión opositor en el noroeste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, indicó en un comunicado que los fallecidos eran dos altos mandos 'de una facción cercana a Al Qaeda', sin nombrar a ninguna formación en concreto, y precisó que uno de ellos era tunecino.

Todo apunta a que ambos pertenecían a las filas de Hurras al Din (Guardianes de la Religión), considerada la actual rama de Al Qaeda en Siria y muy mermada debido a las continuas campañas de arrestos en su contra por parte de la alianza islamista Organismo de Liberación del Levante.

El Organismo, que controla buena parte de Idlib, incluye en sus filas a la antigua filial de la red fundada por Osama bin Laden, pero en la actualidad se encuentra inmerso en un proceso de lavado de imagen y está tratando de presentarse a la opinión internacional como un grupo moderado.

El Observatorio aseguró que el vehículo aéreo no tripulado que bombardeó hoy la carretera Idlib-Binnish pertenecía a la coalición internacional liderada por Estados Unidos para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, pero ésta no se ha pronunciado al respecto hasta el momento.

Por su parte, los conocidos como Cascos Blancos, un grupo de la defensa civil que opera en las áreas opositoras del país árabe, confirmaron la muerte de una sola persona en el ataque y difundieron una fotografía de sus efectivos contraincendios rociando con mangueras los restos de un coche totalmente carbonizado

En los últimos meses las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, han intensificado sus ataques y operaciones en Idlib, pese a que desde marzo de 2020 está en vigor un cese de hostilidades pactado por Turquía, valedora de la oposición, y Rusia, aliada del Gobierno sirio. EFE

CREDITOS A DIARIO LIBRE