sábado, 4 de septiembre de 2021


 

Con el fracaso que tuvo el Código Penal Dominicano en la pasada legislatura, finalizada el 16 de agosto, se abre un nuevo capítulo de análisis, discusiones y modificaciones sobre esta polémica pieza que tiene casi dos décadas de un hemiciclo a otro en el Congreso Nacional.

En esta semana, luego de que el Código fuese reintroducido, una comisión de 27 senadores y diputados ha sido conformada y apoderada para su estudio. Entre ellos, se ha debatido el futuro que le depara a este documento que compila todas las sanciones que podrían imponerse a delitos y algunas disposiciones generales a nivel legal.

Hace años que la República Dominicana está demandando un Código Penal fuerte y acorde con los nuevos tiempos, tomando en cuenta que el vigente data desde el año 1884.

Los puntos más fuertes en discusión y que han atrasado su aprobación, fueron en principio, el controversial tema de las tres causales del aborto. Este bajó de la escena mediática, luego de que los diputados aprobaran en segunda lectura el proyecto de ley sin las causales, penalizando la práctica del aborto.

Además, el presidente Luis Abinader ha señalado que es partícipe de que el tema aborto se toque en una ley especial o que se espere el proyecto de ley de referéndum, para que sea la población dominicana la que se manifieste a favor o en contra sobre el particular.

Hasta el momento en el Congreso Nacional se han introducido tres proyectos de ley para modificar el Código Penal, dos proceden de la Cámara de Diputados y uno del Senado de la República.

La pieza legislativa también ha estado bajo el escrutinio de organizaciones feministas, médicos, religiosos, y últimamente, la sociedad civil depositó una acción de amparo preventivo en el Tribunal Superior Administrativo (TSA) contra el proyecto de ley de Código Penal, por alegadamente dejar fuera los artículos 97 y 118 sobre la discriminación por orientación o preferencia sexual, así como la discriminación por cuestiones de género.

Distintas organizaciones también han montado campamentos, realizado marchas y actividades durante los últimos meses para oponerse a puntos que consideran discriminatorios.

Ahora ha quedado conformada nuevamente una comisión bicameral de 27 senadores y diputados que analizarán algunas reformas a la pieza, que consta de más de 400 artículos y que hasta el momento, dentro de las modificaciones recibidas en la pasada legislatura, figuran las tipificaciones relacionadas a la corrupción, el ciberdelito y el tema del ácido del diablo, que contiene el “cúmulo de penas” de hasta 50 años. También se han agregado articulados que exigen la devolución de entre tres a 10 veces lo robado.

No obstante, todavía los legisladores no están conformes con el código que se entregará a la población.

Por el Senado de la República preside la comisión Santiago Zorrilla y los miembros son Dionis Sánchez, Faride Raful, Yván Lorenzo, Antonio Taveras, Franklin Romero, Virgilio Cedano, Pedro Catrain y Ramón Rogelio Genao.

Mientras que, por la Cámara de Diputados, Alexis Jiménez representa como vicepresidente de la comisión, acompañado por los miembros Ramón Mayobanex Martínez; Omar Fernández; Jesús Sánchez; Luis Rafael Sánchez; Sadoky Duarte; Darío Zapata; Eugenio Cedeño; Santiago Vilorio; Lila Albuquerque; Víctor Fadul; Plutarco Pérez; Víctor Suárez; Pedro Botello; José Horacio Rodríguez, Mateo Espaillat; Elías Wessin y Fior Daliza Peguero.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE