jueves, 30 de septiembre de 2021


 

La propuesta de establecer horarios diferidos para empleados públicos y privados, incluida la entrada a los centros educativos, volvería a ser tema de debate de plantearse como una solución alternativa al congestionamiento vehicular en la mesa del diálogo nacional.

La iniciativa que concitó el apoyo mediático del sector público y captó la atención de la opinión publica en el período 2016-2017, será “desempolvada” y presentada una vez más ante la Presidencia de la República por su propulsor José Miguel Fernández, hoy miembro de la comisión ejecutiva del Consejo Económico y Social (CES).

La propuesta será presentada en el marco de las discusiones para la transformación del transporte: una de las trece reformas contempladas en el pacto nacional, la cual busca crear un sistema de movilidad urbana e interurbana moderno y conseguir una colectivización del transporte que descongestione el tránsito y que sea útil para todos los ciudadanos.

Desde su paso por la presidencia del Consejo de Acceso a la Información por la Transparencia (Codait), Fernández ha propuesto el establecimiento de horarios diferidos unido a la colectivización del transporte a modo de mitigar los temidos embotellamientos vehiculares en horas picoAhora, como delegado de la comisión ejecutiva en representación del sector laboral en el CES, Fernández rescatará su planteamiento, que fue objeto de estudio en seminarios auspiciados incluso por el Ministerio de la Administración Pública (MAP) en su momento.

“Ahora estamos trabajando en la metodología para la organización y el desarrollo del diálogo para las 13 reformas que hasta ahora están aprobadas y dentro de las mesas de trabajo necesariamente vamos a proponer que haya una mesa que trate el tema del tránsito, el transporte y la seguridad vial”, sostuvo.

Según la iniciativa, la jornada en el sector privado iniciaría a partir de las 9:00 a.m. y concluiría de 4:00 a 5:00 de la tarde.
Mientras en el sector público comenzaría desde las 8:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. Para aquellas instituciones de servicios primarios y recurrentes establece dos horarios.

La propuesta también consideró la implementación del teletrabajo antes de que la pandemia empujara a establecerlo como norma en los meses más álgidos de la covid-19.
 
CREDITOS AL CARIBE