miércoles, 15 de septiembre de 2021


 

La actriz de la serie de televisión “Smallville” Allison Mack ingresó en prisión dos semanas antes de lo previsto para cumplir tres años de sentencia por su implicación en el caso de la secta NXIVM, cuyo fundador, Keith Raniere, fue condenado a 120 años de cárcel por tráfico sexual y otros cargos.

Según unos documentos publicados este miércoles por medios de comunicación locales, Mack llegó el pasado lunes a la prisión de la localidad californiana de Dublin (cerca de San Francisco), donde también cumplieron condena las actrices Lori Loughlin y Felicity Huffman por un caso de fraude en el sistema de admisión a universidades estadounidenses.

El ingreso de la actriz estaba programado para el 29 de septiembre.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE