miércoles, 15 de septiembre de 2021


 

El Gobierno de Haití empieza a derrumbarse a medida que las autoridades que investigan el asesinato del presidente se concentran cada vez más en el primer ministro Ariel Henry. Un alto funcionario renunció este miércoles y acusó a Henry de obstruir la justicia.

Rénald Luberice, quien durante cuatro años se desempeñó como secretario general del Consejo de Ministros, dijo que no puede permanecer bajo la dirección de una persona bajo sospecha y que “no tiene la intención de cooperar con la justicia sino que, por el contrario, busca obstruirla por todos los medios”.

Luberice agregó que le preocupan las supuestas pruebas que implican a Henry en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Que cada ministro se coloque a la altura de su misión en esta encrucijada histórica”, dijo.

Un vocero de Henry se negó a hacer declaraciones.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE