martes, 28 de septiembre de 2021


 

Mantener la democracia, salir adelante de la pandemia del COVID-19 y el populismo son los principales retos que pesan sobre América Latina y el Caribe, de acuerdo con dos expresidentes de la región y un candidato a serlo.

Jorge Quiroga, expresidente boliviano, analizó que ya no se puede hablar de izquierda o derecha, sino de gobiernos democráticos o autocráticos, de soberanía o sometimiento.

“Esa es la línea divisoria”, aseguró Quiroga en su participación en el primer panel del encuentro regional Desafíos Económicos y Geopolíticos en América Latina y el Caribe, del Centro de Análisis para Políticas Públicas (CAPP).

Sobre la pandemia recomendó combatirla con cooperación, vacuna y digitalización. Quiroga indicó que para salir adelante se requiere capitalizar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para canalizar recursos exógenos y flexibilizar criterios de las calificadoras de riesgo.

De igual forma, concluyeron que se debe tener a todas las personas vacunadas contra la enfermedad del coronavirus para el 2022, por lo que se necesita ponerse de acuerdo con los países que producen las dosis. En tercer lugar, Quiroga consideró que la región debe incorporarse a la discusión de los datos masivos y crear su propia nube.

Luis Lacalle, expresidente de Uruguay, dijo que la pandemia sirve para poner las metas nacionales y regionales en contexto, sobre todo en el plano de lo posible, lo que afirmó es la brújula que debe seguir quien gobierna.

“Me parece que el principal desafío, repito, debajo de las banderas comunes de libertades, democracia, de respeto a los derechos humanos, es que las instituciones y organizaciones a las que pertenecemos tengan un sentido de lo que es posible lograr”, agregó Lacalle.

El expresidente uruguayo mostró su preocupación por la deriva autoritaria de las democracias. “Muchos regímenes han comenzado por una legitimidad proveniente del voto que nadie puede discutir”, dijo. Precisó que no se debe olvidar que a dicha legitimidad hay que completarla con la de ejercicio.

Al debate se sumó Sebastián Sichel, candidato a la Presidencia de Chile, quien estimó que se debe tener una agenda democrática que ponga de nuevo en prioridad al ciudadano, así como la recuperación del Estado de Derecho, el orden, la seguridad y la institucionalidad como forma de protección frente a la violencia.

Sichel dijo que el “verdadero” riesgo es que el populismo le gane a la libertad. Alertó de que con esto se regrese al “camino oscuro de los ochenta”, pero no dirigido con dictaduras militares, sino con “dictaduras populistas”.

“Nuestro verdadero desafío latinoamericano no es solo condenar Cuba, Nicaragua o Venezuela, sino armar una red de protección democrática en nuestra propia región que sea capaz de reivindicar la democracia como la mejor herramienta de transportación social y proteger las instituciones que hoy día están amenazadas por el populismo”, expuso.

El foro fue inaugurado por el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE