jueves, 30 de septiembre de 2021


 

Un total de 354 jugadores se sometieron a controles de dopaje de la FIFA entre el 1 de julio de 2020 y el 30 de junio de 2021, periodo en el que la organización analizó 602 muestras y solo detectó un resultado adverso que no se sancionó al proceder de un alimento contaminado.

La FIFA publicó el miércoles 29 de septiembre, su Informe Antidopaje 2020/2021, que aunque la pandemia ha repercutido significativamente en la planificación y aplicación del programa antidopaje por el aplazamiento de torneos y la cancelación de partidos un total de 354 futbolistas de competiciones masculinas y femeninas se sometieron a controles.

De ellos 184 lo hicieron en la fase preliminar del Mundial de Catar 2022; 68 también en el torneo olímpico de fútbol femenino de Tokio 2020; 50 en el torneo masculino de los Juegos; 28 en el Mundial de Clubes de la FIFA Catar 2020 y 24 en la fase preliminar de la Copa Árabe de la FIFA 2021.

El número total de muestras recogidas como parte de estos controles fue de 602 (322 en competición y 280 fuera de competición), desglosadas en 357 muestras de orina, 165 de sangre y 80 del pasaporte deportivo.

Solamente una de ellas presentó un resultado anómalo, pero el caso se cerró ya que un estudio más exhaustivo de la concentración de la sustancia prohibida localizada determinó que la conclusión más probable era que el origen de este resultado anómalo estaba en una carne contaminada.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE