miércoles, 8 de septiembre de 2021



Eduardo Estrella, presidente del Senado de la República, propuso este martes que se reduzca un 25 % de la deuda externa a los países de América Latina donde el 70% de la población cumpla con el esquema de dos dosis de la vacuna contra el COVID-19.

El legislador se expresó en esos términos durante la Quinta Conferencia Mundial de Presidentes de Parlamentos, evento que reúne a 700 senadores y diputados de más de 100 parlamentos de todo el mundo, y que se realiza en Viena, Austria.

Estrella planteó, de acuerdo a un comunicado de prensa, que las naciones en vías de desarrollo necesitan ayuda, debido a que se han endeudado para vacunar y proteger a su población, además de reactivar sus economías impactadas durante la pandemia del COVID-19.

“América Latina requiere la ayuda internacional, dados los grandes recursos que se han invertido para preservar vidas y relanzar la economía. No hemos escatimado esfuerzos, lo que ha llevado a nuestros países a endeudarse”, indicó.

Además, en su discurso, Estrella estableció la necesidad de la universalización de la patente de la vacuna contra el COVID-19, para que los derechos de producción sean de libre acceso, a fin de que en todos los países los ciudadanos puedan ser inoculados.

El presidente de la cámara alta planteó a las naciones la integración de una Alianza Internacional de Cooperación para la Reconstrucción de Haití, país en donde se ha agudizado una crisis humanitaria, por el reciente impacto de fenómenos naturales.

“Es pertinente aprovechar este foro para hacer un llamado reiterado: asumamos el compromiso de integrar una Alianza Internacional para la Reconstrucción de Haití, ya que nuestro vecino sufre los rigores de una crisis humanitaria prolongada”, señaló.

Estrella destacó el trabajo del primer Poder del Estado, en acción mancomunada con el Poder Ejecutivo, para reducir el efecto de la pandemia y propiciar la recuperación económica, desarrollando legislaciones claras y transparentes.

Asimismo, resaltó las iniciativas desarrolladas desde agosto de 2020 con un plan de acción para contener la expansión del COVID-19, adquiriendo y aplicando millones de dosis de diversas vacunas, lo que ha permitido a República Dominicana vacunar a más de 5 millones 800 mil personas con una dosis, además de superar los 4 millones con dos dosis y alrededor de 700 mil con un tercer refuerzo, siendo uno de los primeros países en la región en hacerlo.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE