miércoles, 1 de septiembre de 2021


 

Entre los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) había enojo, presión, apuro y tranquilidad. Todo dependía de cómo a cada quién le había ido llenando el formulario migratorio electrónico o e-Ticket que a partir de hoy se exige de forma obligatoria para poder salir y entrar al país.

"No es difícil, pero la plataforma tiene muchas situaciones que deben corregir", dijo la viajera Paola Guerrero. Estimó que le tomó una hora llenar en su celular el formulario cuya versión móvil no le permitía ir directo al año de su nacimiento.

"¡Cambien ese método!, ¡no sirve para nada! ¡Eso es una porquería que daña más el país más de lo que está!", le gritó una señora al personal del aeropuerto, enojada por haber perdido su vuelo tras presentar dificultades para llenar el e-Ticket. Un pasajero chileno, que procuraba asistencia, también temía que lo dejara su avión.

Pero el venezolano Mauris Colmenares estaba tranquilo. Ayer, su agencia de viajes ayudó a su esposa e hija a llenar el formulario electrónico, y tenía impreso el comprobante. Era de los pocos que no estaba con un celular en el área llenando el e-Ticket antes de registrarse en la aerolínea.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE