lunes, 6 de septiembre de 2021


 

En el mercado laboral formal de la República Dominicana trabajaban hasta el pasado julio 30,251 extranjeros, representando los haitianos más de la mitad de esa cantidad. Sin embargo, en 2017 se estimó que la población de origen foránea (conformada por la suma de los inmigrantes y sus descendientes) ocupada ascendía a más de 417 mil personas.

De los trabajadores extranjeros formales registrados ante el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), la manufactura era la responsable de emplear el 16.1 % de la mano de obra foránea hasta julio de 2021, equivalente a 4,974 foráneos.

A esta actividad le siguió el comercio, el cual daba trabajo a 4,580 personas de otras nacionalidades, representando el 15.1 % del total, de acuerdo a los datos de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS).

Los haitianos representaban el 52 % de los extranjeros registrados en la TSS, equivalentes a 15,751 personas. Mientras que los venezolanos ocupan el segundo puesto, con 2,834 ciudadanos, representando el 9.3 % del total.

Sin embargo, la cifra con la cantidad de extranjeros que labora en el país es calificada como subvaluada por el autor del estudio “Estimación de la demanda de trabajadores extranjeros en los sectores construcción y agropecuario en República Dominicana”, el economista Antonio Ciriaco, quien agregó que los datos de la TSS no reflejan la realidad.

Ciriaco explicó que la gran mayoría de los trabajadores extranjeros no cotizan en el SDSS, por lo que esos 30 mil foráneos que registra el SDSS son una cifra muy ínfima. Agregó que la información de la Tesorería solo recoge una parte muy mínima de los extranjeros que se han formalizado.

“Las investigaciones que hicimos para el Instituto de Migraciones y la Organización Internacional de las Migraciones, el 29 % de la población extranjera ocupada está en la construcción y un 28 % en la agricultura. Lo que está diciendo el mercado de trabajo es que la gran mayoría de los trabajadores que están como población ocupada es informal y no está cotizando al sistema”, detalló.

En 2017 en el sector construcción había 95,433 personas de origen extranjero ocupadas, según recoge el citado estudio. El informe estadístico de la TSS precisa que al cierre de julio solo 2,420 de los foráneos registrados en el SDSS laboraba en la construcción.

“Es una situación bastante difícil (aumentar la formalidad de los extranjeros), por sus mismas características. Los que vienen aquí son muy itinerantes, en el sentido de que, en el caso de los haitianos, entran y salen”, explicó el también vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Los cultivos tradicionales (agricultura) son el tercer sector con más cantidad de empleados extranjeros registrados en la seguridad social dominicana, con 4,350 personas, equivalente al 14.3 % del total.

Ciriaco señaló que la agropecuaria es el segundo sector donde mayor incidencia tiene la mano de obra informal de los extranjeros. “Esto es un problema y una situación que las autoridades deberán tomar cartas en el asunto”, expresó.

Los “otros servicios” y los hoteles, bares y restaurantes completan la lista de las actividades que más foráneos formales empleaban a julio pasado, 3,756 y 2,343, respectivamente.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE