jueves, 30 de septiembre de 2021


 

La crisis por la pandemia del coronavirus provocó un retroceso de las conquistas en los indicadores de desarrollo de la República Dominicana, aproximadamente 576 mil personas volvieron a la pobreza extrema y un millón 400 mil a la pobreza general.

Recoge el dato una evaluación de los efectos de la pandemia del COVID-19 en el país en la que participaron el Ministerio de Economía, las agencias, fondos y programas del Sistema de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo con informaciones recopiladas en el período marzo-diciembre de 2020.

“Se estima que, por efecto de la crisis de la COVID-19, la tasa de pobreza extrema aumentó de 3 % a 8.2 % (576 mil nuevos pobres extremos), y la de pobreza general de 21.4 % a 34.6 % (1.4 millones de nuevos pobres), lo que implica un aumento de 13.3 puntos porcentuales, para volver a los niveles registrados en el 2014”.

Por el poco poder adquisitivo, el informe establece que el 21.54 % de los hogares evaluados reportaron que tuvieron que reducir el número de comidas por día.

El 31 % dijo que redujo la porción o cantidad de comida servida.

Incluso, el 2.7 % de los hogares reportó días enteros sin comer.

El gobierno tomó medidas para garantizar la producción agropecuaria, incluso los entrevistados admitieron la disponibilidad y calidad de los alimentos en los mercados, sin embargo, reportaron que sus ingresos fueron insuficientes para contrarrestar la inflación.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE